Las rebajas de verano se han adelantado sin esperar a la fecha oficial del 1 de julio como era habitual. No sólo en la capital, aprovechando el tirón de las Fiestas Patronales, sino también en la provincia y en casi toda España se han apuntado a esta tendencia.

El 1 de julio era un día marcado en rojo en los calendarios, los comercios colgaban el cartel de rebajas y la gente se lanzaba a la calle para efectuar sus compras de verano. Las televisiones nos mostraban año tras año las colas que se producían delante de los comercios para no perderse el artículo deseado a buen precio.

Desde la liberalización de las rebajas por parte del Gobierno en el año 2012 este ritual ya no se produce debido a los grandes descuentos que se nos ofrecen durante todo el año. Esta guerra de precios produce una confusión tanto a los consumidores como a los propios comercios que se ven obligados a vender durante todo el año con más descuentos.

Alfredo Martínez, responsable de Comercio de la Federación Leonesa de Empresarios, nos recuerda que las ventas durante la primavera ha ido a golpes como consecuencia de una climatología «muy irregular» por lo que espera remontar las ventas durante las rebajas.

Randstad prevé  que León incrementará un 5,5% el número de contrataciones durante las rebajas de verano de este año.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR