¿Piensas que tú no vas a ser víctima de un hacker? Estás confundido, todos los internautas estamos expuestos a un ciberataque y casi la mitad de ellos ha sido objeto de los ciberdelincuentes en alguna ocasión. El aumento del uso de Internet nos ha aportado múltiples  beneficios para los ciudadanos en muchas facetas de nuestra vida, pero este crecimiento ha venido acompañado de una serie de graves problemas asociados con la seguridad, creando grandes quebraderos de cabeza a Gobiernos y empresas. España es el octavo país europeo en número de amenazas detectadas. Cada empresa pierde unos 20.000€ de media con cada ciberataque.

El crimen cibernético es un negocio muy rentable y el comercio es un objetivo muy atractivo por lo que se convierte en una de las principales víctimas. Mantener seguros los datos de los clientes y establecer una política de ciberseguridad adaptada a la empresa debe ser una de las prioridades de la estrategia del negocio.

Entre las amenazas  que se pueden producir de manera específica en este sector son:

  • Robo de datos de clientes
  • Posible acceso remoto a sus sistemas informáticos.
  • Fraude mediante correos electrónicos o redes sociales.
  • Webs fraudulentas, suplantando una marca o tienda famosa que ofrece sus productos con unos descuentos increíbles.
  • Infección de las redes y equipos mediante virus.
  • Robo de información bancaria, como el número de tarjeta.

Una vez que los ciberdelincuentes obtienen la información pueden utilizarla para otros ataques o venderla en el mercado negro por lo que merece la pena prevenir antes que curar y es imprescindible implementar todos los mecanismos de seguridad posibles para que los clientes confíen en nuestra tienda online, y evitar problemas de imagen y reputación corporativa. La medidas de seguridad básicas son, entre otras:

  • Evitar Wifi públicas
  • Escribir contraseñas seguras y no utilizar las mismas siempre.
  • Actualizar los programas.
  • Instalar un antivirus potente.
  • Copia de seguridad de la información del negocio.
  • Invertir en formación sobre seguridad a los empleados.
  • Hacer las compras en páginas oficiales o de confianza.

Una vez tomadas todas estas medidas es recomendable que transmitas al cliente que su información y pago van a estar seguros contigo y así potenciar su confianza en tu negocio.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR